Neuroeducación: por otra escuela

Claves:

Captura de pantalla 2016-05-07 a las 17.47.45

Crear nuevas conexiones neuronales conectadas con otras ya existentes (dentro de su periodo sensible de crecimiento)

 

Parte racional y emocional del cerebro:

  • Pensamiento lógico
  • Pensamiento abstrato
  • Creatividad
  • Toma de decisiones
  • Emociones
  • Memoria

 

Amígdala: potencia el buen funcionamiento de la Función Ejecutiva

  • CONCENTRACIÓN
  • CONTROL DE IMPULSOS
  • MEMORIA A CORTO PLAZO

a través de la Emoción y la Motivación

Captura de pantalla 2016-05-07 a las 17.48.50

El aprendizaje que moviliza:

  • Emociones
  • Razonamiento
  • Toma de decisiones
  • Memoria a largo plazo

Consigue aprendizajes:

  • más consolidados
  • que son más fácilmente recuperables conscientemente
  • aplicable a situaciones nuevas

Del libro de texto a las Tareas y Proyectos

Esta presentación fue hecha para compartir mi experiencia con compañeros con muchas ganas de cambio y con la firme convicción de mejorar su práctica docente.

Es una aproximación a cómo ha evolucionado mi práctica docente y sigue haciéndolo.

Partiendo del libro de texto como guía en los primeros años de práctica para ir abandonándolo poco a poco y depender de mi formación, de mi propio criterio y no del de las editoriales.

Es una muestra de las actividades y de los aspectos en lo que me he basado para provocar dicho cambio, aspectos que se resumen en:

 

 

 

 

 

 

que y como

 

 

 

 

 

 

PRESENTACIÓN:

 

30 películas basadas en la figura del docente

El club de los poetas muertos

1. El club de los poetas muertos: Con un reparto encabezado por Robin Williams, Robert Sean Leonard y Ethan Hawke, esta cinta se estrenó en 1989. Ambientada en la exclusiva Academia Walton de Nueva Inglaterra, la llegada del nuevo profesor de Literatura y sus novedosos métodos de enseñanza son el contrapunto a las estrictas reglas académicas de este centro escolar. Robin Williams encarna a John Keating, un docente con el que un grupo de estudiantes aprenderá a luchar por sus sueños y a no rendirse. También descubrirán el significado de la expresión latina ‘carpe diem’.

Los chicos del coro

2. Los chicos del coro: Basada en la película de 1945 ‘La jaula de los ruiseñores’, ‘Los chicos del coro’ es una cinta francesa ambientada a finales de los años 40: hasta un internado de reeducación de menores llega Clément Mathieu, que utilizará la música y el canto para cambiar las vidas de un grupo de jóvenes para siempre.

La lengua de las mariposas

3. La lengua de las mariposas: Jose Luis Cuerda dirigió esta película en 1999, con un reparto encabezado por Fernando Fernán Gómez. Encarna a Don Gregorio, un docente de un pequeño pueblo de Galicia que simpatiza con la Segunda República y que establece una relación muy especial (a las puertas de la Guerra Civil Española) con Moncho, un niño de corta edad al que le inculcará junto al resto de sus compañeros el amor a la poesía, la naturaleza y la libertad.

El indomable Will Hunting

4. El indomable Will Hunting: Rebelde y con una gran capacidad intelectual. Así es Will Hunting, un joven de Boston con una capacidad innata para las matemáticas; el destino ha querido que en su camino se cruce con el del profesor y terapeuta Sean McGuire que le ayudará a reconducir esta asombrosa habilidad y a superar los problemas emocionales que ha ido arrastrando a lo largo de su vida. Se estrenó en 1997 y en ella participan Robin Williams, Matt Damon, Ben Affleck, Mini Driver…

 

La clase

5. La clase: El abandono escolar, la falta de educación, la inmigración o la necesidad de estimular a los alumnos son algunos de los temas que plantea la película ‘La clase’. El hilo conductor es un joven profesor de lengua francesa que imparte clases en un instituto multiétnico de un barrio marginal de París.

Lecciones inolvidables

6. Lecciones inolvidables: Junto a algunas de las propuestas que hemos incluido como, por ejemplo, Rebelión en las aulas o Diarios de la calle, forma parte de ese grupo de películas en las que la llegada de un nuevo profesor a un centro conflictivo marcará un antes y un después para sus alumnos,  estudiantes sin aspiraciones y con una actitud conformista que aprenderán lo que significa luchar. La protagoniza Edward James Olmos y está basada en la vida de Jaime A. Escalante, docente de Matemáticas.

Música del corazón

7. Música del corazón: No sólo se adentra en el mundo de la enseñanza sino que también es una historia de superación personal, en concreto la de la violinista Roberta Guaspari a la que interpreta Meryl Streep. Guaspari enseñará a un grupo de alumnos de Harlem a tocar el violín, transmitiéndoles toda su energía y pasión hacia este instrumento musical.

La sonrida de Mona Lisa

8. La sonrisa de Mona Lisa:Ambientada en el año 1953, ‘La sonrisa de Mona Lisa’ es una crítica al papel de la mujer en aquellos días. Hasta el colegio femenino de Wellesley llega la profesora de arte Katherine Watson (Julia Roberts) que enseñará a sus alumnas la importancia de pensar por sí mismas y que más allá de ser buenas esposas y madres la vida les puede proporcionar otras muchas posibilidades.

Diarios de la calle

9. Diarios de la calle: En esta película, la actriz Hilary Swank interpreta a Erin Gruwell, una docente que imparte clases en un instituto multiétnico en el que la violencia o el racismo son frecuentes. Para acercarse a sus estudiantes y ayudarles, Gruwell les descubre personajes como Ana Frank y les propone escribir a cada uno de ellos su propia historia y experiencias que compartirán con el resto de sus compañeros.

Rebelión en ls aulas

10. Rebelión en las aula: Sidney Poitier encabeza este clásico del cine, que tiene lugar en una escuela conflictiva. Poitier encarna a un ingeniero en paro que, hasta que le salga un trabajo que verdaderamente le interese, acepta un empleo como de maestro este centro. Tendrá el difícil cometido de ganarse la confianza de un grupo de estudiantes desmotivados, difíciles y rebeldes.

Película Mentes Peligrosas

11. Mentes peligrosas: Estrenado en 1995, este drama fue protagonizado por la actriz Michelle Pfeiffer, que da vida a una exmarine que llega a un instituto marginal de California; sus estudiantes son conflictivos y ganarse su respeto no será fácil. La llave para aproximarse a estos chavales será la poesía, y les ayudará no sólo a graduarse sino que también les trasmitirá contenidos morales y éticos para el día de mañana.

Película La Ola

12. La Ola: En 2008, Dennis Gansel dirigió esta película alemana. ¿Su lema? ‘El poder mediante la disciplina, fuerza mediante la comunidad, fuerza a través de la acción y fuerza a través del orgullo’. El punto de partida es un experimento que decide llevar a cabo un profesor de un colegio alemán para explicar a sus alumnos cómo funcionan los gobiernos autoritarios. La situación desembocará en un conflicto de consecuencias desproporcionadas e inimaginables: violencia, vandalismo, aislamiento por parte de un grupo de estudiantes…

30 películas basadas en la figura del docente

13. Vivir es fácil con los ojos cerrados:Javier Cámara se puso a las órdenes de David Trueba en este film basado en la vida de Antonio, un profesor de inglés que decide irse a Almería a conocer a su ídolo musical: John Lennon. En su camino se encontrará con Juanjo y Belén, dos jóvenes con una vida difícil y complicada. Los tres no sabrán que juntos iniciarán un viaje muy especial en busca de los sueños y la libertad.

Película Hoy empieza todo

14. Hoy empieza todo: ‘Hoy empieza todo’ forma parte de las películas de cine social y fue rodada con técnicas propias de los documentales. La cinta es una crítica a la burocracia del sistema y a lo indiferente que puede llegar a ser. Está ambientada en un pueblo al norte de Francia, donde una parte importante de sus habitantes se encuentra en paro a consecuencia de la crisis del sector minero; situación que aprovecha el director de la escuela infantil de la localidad para pedir ayuda y apoyo a las familias de los estudiantes y al resto de la comunidad. La película plantea de trasfondo otras situaciones difíciles: abusos, desestructuración familiar, alcoholismo…

El profesor Holland

15. El profesor Holland: Richard Dreyfus y Olympia Dukakis son algunos de los actores que participan en esta película. Relata la vida del profesor de música Glenn Holland en una escuela de secundaria de Portland (Oregon). Holland es músico y compositor y, como consecuencia de una serie de dificultades económicas, debe iniciar una nueva etapa como docente, una profesión que acabará amando.

El Profesor

16. El Profesor: En 2011, Adrien Brody estrenaba ‘El Profesor’, una película desarrollada (como otras cintas recogidas en esta selección) en un centro de enseñanza donde los alumnos resultan problemáticos y sus logros académicos escasos. A pesar de contar con un don especial para conectar con el alumnado, Henry Bathes (al que encarna Brody) le resta importancia, sobre todo porque nunca permanece mucho tiempo en los institutos a los que le destinan para hacer sustituciones. La situación cambia al llegar a su último destino y pronto se convertirá en una referencia a seguir no sólo por sus estudiantes, sino también por muchos de sus compañeros.

El milagro de Anna Sullivan

17. El milagro de Anna Sullivan: Paciencia, rigor, constancia… son algunas de las cualidades de Anna Sullivan, una profesora habituada a trabajar con niños que padecen algún tipo de discapacidad. Un día es contratada para educar a Helen Keller, una niña que siendo tan sólo un bebé se queda ciega, muda y sorda, una situación que la lleva a vivir aislada en su propio mundo. Sullivan conseguirá que venza sus problemas de comunicación.

Cadena de favores

18. Cadena de favores: ¿Qué haríais para cambiar el mundo? Esta pregunta es el argumento alrededor del cual gira la película ‘Cadena de favores’, que llegó a la gran pantalla en el año 2000. Su reparto incluye, entre otros, a Haley Joel Osment, Kevin Spacey y Helent Hunt. Spacey interpreta a un docente de Ciencias Sociales que pide a sus alumnos que piensen en una idea para cambiar el mundo. Entonces, uno de ellos, Trevor (Haley Joel Osment), le explica que su proyecto consiste en hacer de manera desinteresada favores a otras personas, las cuales (a su vez) también deberán hacerlos a otras personas para que la cadena de favores continúe y no se rompa. La cinta es un canto a la solidaridad y la ayuda desinteresada, que hacen que el mundo que nos rodea sea un poco mejor.

Descubriendo a Forrester

19. Descubriendo a Forrester:Gus Van Sant, del que también hemos incluido la película ‘El indomable Will Hunting, dirige este film que plantea temas como el miedo al fracaso, el talento innato que tienen las personas, el valor de la amistad y la lealtad…  Relata la vida de un joven del barrio del Bronx (Jamal) con una gran capacidad para el baloncesto y la escritura que un día comienza a estudiar en un prestigioso colegio de Manhattan. En su vida entrará la joven Claire y, gracias a ella, entablará amistad con William Forrester, ganador de un Pullitzer y un hombre con un carácter un poco difícil. Mientras que Jamal poco a poco consigue integrarse en el día a día del elitista centro en el que estudia (y se prepara para ser un buen escritor gracias a Forrester), éste, a su vez, se apoyará en el joven para superar sus traumas y sus miedos y dejar de aislarse del mundo.

Una mente maravillosa

20. Una mente maravillosa: La vida del matemático y ganador del Premio Nobel de Economía John Forbes Nash fue llevada a la gran pantalla en esta película, protagonizada por Russell Crowe; una historia de superación con dosis de mucho sufrimiento, pero también de amor. El personaje principal, Nash, debe enfrentarse a la enfermedad de la esquizofrenia.

Película Profesor Lahzar

21. Profesor Lahzar: Cinta canadiense nominada a los Oscars de 2011 en la categoría de mejor película de habla no inglesa. Se desarrolla en la ciudad de Montreal y su protagonista es Bachir Lazhar, un docente de origen argelí que atraviesa una dura situación personal y que un día empieza a impartir clases en una escuela de primaria que acaba de sufrir una dura tragedia.

Película Al frente de la clase

22. Al frente de la clase: Al frente de la clase es una película basada en la vida de Brad Cohen que desde pequeño padece el Síndrome de Tourette. Cohen es todo un ejemplo de lucha constante, esfuerzo y tenacidad, y su sueño es convertirse en docente. Lo consigue y, tras encontrarse con muchas puertas cerradas, un día le dan la oportunidad de desempeñar su labor como profesor.

Película Ni uno menos

23. Ni uno menos: Avalada por numerosos premios, esta conmovedora película se desarrolla en el mundo rural. Su protagonista (Wei Minzhi) es una joven que debe tomar las riendas de una humilde escuela mientras que el profesor que normalmente imparte las clases tiene que ausentarse un mes. Para que Wei Minzhi reciba el salario que le corresponde por desempeñar esta labor debe conseguir que sus estudiantes no abandonen. Uno de ellos se marcha a la ciudad en busca de una vida mejor y ella le seguirá para que regrese.

Película Detrás de la pizarra

24. Detrás de la pizarra: Su protagonista es la actriz Emily VanCamp que, en este film, da vida a la profesora Stacey Bess. Bess no es un personaje ficticio, sino una docente que en la vida real escribió el libro ‘Nadie los ama, nadie’. Precisamente, Detrás de la pizarra está basada en esta novela en la que su autora describe sus experiencias al frente de un grupo de niños que recibe clases en un refugio que de manera improvisada acaba convirtiéndose en su escuela.

30 películas basadas en la figura del docente

25. María Montessori, una vida dedicada a los niños: Relata la vida de esta destacada figura en el ámbito educativo, creadora de la Metodología Montessori. Además, indaga en su vida personal y refleja su incapacidad para hacerse cargo de su propio hijo lo que contrarresta con su pasión por los más pequeños.

Película Half Nelson

26. Half Nelson: En esta película Ryan Gosling interpreta a Dan, un profesor de instituto que imparte clases en Brooklyn. Sus clases son diferentes a la enseñanza tradicional y aboga por una metodología mucho más participativa que haga pensar al alumnado. Durante sus clases, Dan se muestra activo, es dinámico y tiene el control de lo que sucede en ella… Pero detrás de esta fachada el profesor oculta un secreto: su adicción a las drogas.

Película Estrellas en la tierra

27. Estrellas en la tierra: Una película rodada en la India protagonizada por un profesor y un niño que tiene dislexia, lo que provoca que su aprendizaje y progresión en la escuela no sea similar a la del resto de sus compañeros.

Película El profe Omar

28. El profe Omar: Omar se dedica a dar clases de informática y un día recibe la noticia de que debe trasladarse a una escuela rural. A la espera de que la tecnología llegue a sus aulas, Omar hará frente a diferentes dificultades al tratar de ayudar a los niños de la zona e, incluso, algunos padres se enfrentarán a él.

Película El club de los emperadores

29. El club de los emperadores: Nos remonta a 1972 a la prestigiosa y elitista escuela masculina Sant Benedict donde imparte clases de historia William Hundert, al que da vida el actor Kevin Kline. Hundert ama y siente una infinita vocación hacia su profesión y la enseñanza, e intenta transmitir a su alumnado esa pasión. Un día llega a las aulas el hijo de un senador de Virgina, un joven rebelde y carismático que- pasados los años- se convierte en un importante hombre de negocios con el que nuestro profesor se reencontrará…

Película Ser y tener

30. Ser y tener: Se trata de un documental francés que refleja la entrega y la dedicación de un profesor hacia sus alumnos en una pequeña escuela rural al norte del país. Su protagonista es un hombre paciente que ha sabido ganarse el respeto de su alumnado al que conoce bastante bien y les trasmite valores, lo que la naturaleza les puede llegar a ofrecer… El documental recoge también la labor educativa que ejercen los padres como complemento a la enseñanza recibida en la escuela.

 

 

Visto en http://www.educaciontrespuntocero.com/noticias/30-peliculas-figura-del-docente/17274.html

 

 

Read more http://cuadernodelmaestro.blogspot.com/2014/11/30-peliculas-basadas-en-la-figura-del.html

Futilidad de estilos de Aprendizaje

Siempre he creído que cada cual aprende como puede, a su manera, de forma distinta cada día, incluso en situaciones similares. A estas alturas no he podido asimilar el estilo monolítico de aprender del conductismo. Los estilos de aprendizaje, predominantes y no predominantes, son emergentes y difuminantes, aparecen y desaparecen por arte de magia. El ser humano, contrario a los animales, cuando descubre una forma de aprender más efectiva que otra, deja la anterior y se va con la nueva. Por más que los inventarios de los estilos de aprendizaje quieran encasillar a uno en determinado estilo, siempre queda la esperanza de irse por la tangente.

 

Hace unos días asistí a un adiestramiento sobre “Estilos de aprendizaje y  estilos de enseñanza: educación universitaria en el paradigma del aprendizaje”. El propósito del taller era mejorar la calidad de enseñanza partiendo del conocimiento de los estilos de aprendizaje de los estudiantes. Dicha calidad de enseñanza deviene si: a) se diagnostican los estilos de aprendizaje de los estudiantes, vía un cuestionario que determine sus estilos particulares de aprender,  y a renglón seguido, b)  se parean los estilos de aprendizaje descubiertos de los estudiantes con el estilo de enseñanza apropiado a dichos estilos. Santo y bueno. O, como se hace en la mayoría de los casos, se presenta la información en distintos formatos multimedia, o se desarrollan actividades que satisfagan las necesidades de los estudiantes (sistema 3DE), según éstos tiendan a ser activos, reflexivos, teóricos y pragmáticos (Honey y Mumford,1992). Como si al estudiante activo no le cayera bien una buena dosis de reflexión, de teoría y de praxis. Podríamos decir lo mismo del resto de los estilos.

Partiendo de que la premisa inicial (a) sea cierta, la segunda parte (b) siempre ha sido dudosa.

Hacia una revisión crítica

El Proyecto: A Systematic and Critical Review of Learning Styles de de la Newcastle University, concluyó que “Ninguno de los modelos que evaluamos superó todos los criterios de fiabilidad y validez de la prueba, por lo que no se puede utilizar un instrumento de los estilos de aprendizaje y asegurarse de que todos los elementos están midiendo lo que pretenden medir, que los resultados de la prueba será el mismo si se toma de nuevo o que los resultados pueden predecir cómo alguien puede acercarse a una experiencia de aprendizaje en el futuro. La mayor decepción fue no encontrar buena evidencia que sugiera que la enseñanza influenciada por los estilos de aprendizaje tuviera un efecto signifcativo en el aprovechamiento y en la motivación”.  Learning & Skills Research Center en Learning styles and pedagogy in post-16 learning. A systematic and critical review, reconocen que los instrumentos de estilos de aprendizaje son muy populares, pero se sabe muy poco acerca de su fiabilidad y validez, de su impacto en la educación y de la evidencia empírica de que los modelos de estilos de aprendizaje tienen impacto en el aprendizaje de los estudiantes. Hay quienes piden dejar de investigar sobre estilos de aprendizaje (Raymond, 1997) por “resultar peligrosa debido a la atracción superficial del etiquetado y categorización en un mundo impregnado de incertidumbres” (Reynolds M (1997). Learning styles: a critique. Management Learning, 28(2), 115–133.
Aunque la literatura sobre los estilos de aprendizaje es enorme, muy pocos estudios han utilizado una metodología experimental capaz de probar la validez de los estilos de aprendizaje aplicados a la educación. Por otra parte, aquellos que utilizaron un método apropiado, los resultados de muchos de ellos contradicen la popular hipótesis acoplada. Así se despiden los cuatro psicólogos cognitivos (Harold Pashler, Mark McDaniel, Doug Rohrer, and Robert Bjork): “El contraste entre la enorme popularidad de los estilos de aprendizaje en la educación y la falta de pruebas creíbles de su utilidad es, en nuestra opinión, sorprendente e inquietante. Si la clasificación de los estilos de aprendizaje de los estudiantes tiene una utilidad práctica, ésta queda por demostrar”(Learning Styles: Concepts and Evidence). Un resumen sencillo de este estudio lo consigues en el Blog de Cathy Moore.

Hay que concluir que en la actualidad no hay suficientes pruebas para justificar la incorporación de estilos de aprendizaje en la práctica educativa en general. Por lo tanto, es mejor invertir los limitados recursos de educación en otras prácticas educativas que tienen una base fuerte de evidencia, de las cuales hay un número cada vez mayor.

Hace unos días, volví a hacer una incursión por la revistaEstilos de aprendizaje y por su Página web homónima de la UNED (hace tiempo conocí a los autores en una Convención educativa) para revisar aleatoriamente los estudios de investigación. La mayoría de estos estudios están cortados por la misma vara: el mismo instrumento (CHAEA), diseño similar de investigación (descriptiva, generalmente tansversal, con enfoque cuantitativo) y los mismos resultados inconsistentes que tratan relacionar los estilos de aprendizaje con el aprovechamiento académico. Brillan por su ausencia las investigaciones cuantitativas experimentales y las investigaciones cualitativas con análisis de categorías. Aparentemente las investigaciones sobre los estilos de aprendizaje y su relación con el éxito académico y con los estilos de enseñanza son presas fáciles para los estudiantes incipientes en investigación.

La falacia naturalista

Reducir el fracaso o el éxito escolar a los estilos de aprendizaje y de enseñanza es algo que me deja perplejo. No se diferencia mucho de aquellos que lo quieren reducir el éxito académico al uso de la Nueva Tecnología, a la enseñanza presencial o virtual. Tendríamos el mismo final que Operación Éxito (OE).

Con relación a los estilos de aprendizaje podemos destacar dos tipos de falacia naturalista: el de la línea dura que interpreta el estilo de aprendizaje como algo inherente y determinado por la constitucionalidad de la naturaleza humana, y el de la de la línea suave o flexible que ve en la no resolución del estilo de aprendizaje predominante (accidental a la naturaleza humana) un deterioro de la capacidad intelectual (esencial a la naturaleza humana) que lleva al fracaso académico del discente.

El estilo de aprendizaje apunta a las características particulares y accidentales con las que cada individuo se enfrenta a la realidad dura y cruda, sin cocinar. El error de todos los estudios ha sido conectar estas características accidentales o estilos de aprendizaje con la capacidad de aprender, la cual es esencial a la naturaleza. El destino de la capacidad intelectual que se manifiesta a través del éxito o fracaso académico está en función del estilo de aprendizaje que se enfoque en la enseñanza, lo que nos acerca a la forma de aprender de quienes carecen de libertad: por instinto e inclinación natural y espontánea, sin la intervención de la voluntariedad y el capricho. Esta posición nos recuerda el determinismo estoico (“actúa según tu naturaleza”, según tu estilo) y el medieval (“quod natura non dat, Salamantica non praestat”). Así es: “Lo que la naturaleza no da (pues no se ha dado con el estilo propio), Salamanca no lo presta”, entiéndase la Universidad de Salamanca. Si el estudiante desconoce y no dan con su estilo natural de aprender y no lo explota, mal le veo. Si el profesor no conoce los estilos de aprendizaje de sus estudiantes, su estilo de enseñanza estará fuera de foco. Perspectivas cargadas de gratuidad, de determinismos, de dependencias justificadas y poco esfuerzo, tipo San Agustín: “Ama y haz lo que quieras”. “Adáptate a los estilos de aprendizaje y todo lo demás (i.e. éxito académico) viene por añadidura”.

Aprende el que quiere aprender

      La voluntad (la responsabilidad, el querer, las ganas) es la variable que nadie quiere controlar en las investigaciones sobre los estilos de aprendizaje y el éxito académico; dicha variable estremecería el andamiaje del modelo de estilos de aprendizaje. La voluntad es esquiva, polivalente, difícil de operacionalizar para ser investigada de forma cuantitativa.  ¿Alguien puede decirnos qué hubiera ocurrido si Demóstenes, en lugar de afrontar y asumir responsabilidad por su tartamudez, hubiera esperado por la terapia del habla del sistema educativo? ¿Alguien puede explicar cuál hubiera sido el final de Juan Salvador Gaviota si hubiera esperado por el “acomodo razonable” del establishment (enseñanza acoplada a los estilos de aprendizaje), en lugar de enfrentarse con arrojo a las limitaciones de su naturaleza vilipendiada hasta vencerlas a fuerza de voluntad? El Dr. Estivill explica en su obraPediatría con sentido común para padres y madres con sentido común que es fundamental educar a un niño en lafrustración, lo que significa que tiene que aprender a que no todo se consigue a la primera. “La vida es frustración, el éxito es una cosa puntual, que se consigue, que hay que tender a conseguir, pero a base de muchas frustraciones, de muchos esfuerzos. Un niño que de pequeñito ha sido educado en el ‘no’, en decir o entender que no se puede conseguir todo a la primera, que cada cosa que quiere necesita de un esfuerzo, será un niño con mayor autoestima, que podrá afrontar mucho mejor después las situaciones cuando este niño sea mayor”.

Es necesario releer los planteamientos hechos en Teeteto de Platón, en Summerhill School de A. S. Neill, en Juan Salvador Gaviota” de Richard Bach (Libro onlinePDF), en el indeterminismo existencialista de J. P. Sartre y en el movimiento de la desescolarización de Ivan Illich para entender la falacia naturalista del acoplamiento de la enseñanza a los estilos de aprendizaje del alumnado.

La línea dura de los estilos de aprendizaje sugiere que los estudiantes sólo pueden aprender de una manera determinada. Su posición extrema apunta a que el estilo es neurológicamente determinado. Si se acepta este planteamiento, los profesores están claramente obligados a presentar material adaptado a ese estilo (otro “acomodo razonable”a la vista). La línea suavereconoce que los estilos no son inamovibles, tienen una estabilidad relativa. Argumenta que no hay estilos puros, del mismo modo que no hay estilos de personalidad puros; todas las personas utilizan diversos estilos de aprendizaje, aunque uno de ellos suele ser el predominante. El discente tiene claras preferencias para aprender de una determinada manera. Esto es más problemático para los profesores: o promueve la identificación de los estilos predominantes para adaptarse a los mismos (regresaríamos al “profesor mago”), o estira la goma obligando a los estudiantes a ser más versátiles y menos estables, desluciendo el estilo predominante. Pero la evidencia científica no apoya el reduccionismo o la idea de estilos integrados y difusos, desbarataría el modelo de categorización de los estilos y abriría las puertas a la motivación y al querer, anulando los estilos.

Prácticas educativas con mayor evidencia en el éxito académico

Investigaciones relacionadas con el éxito académico: Platón (“Lo mejor del arte que practico me permite saber si lo que engendra la reflexión del joven es una apariencia engañosa o un fruto verdadero”), Summerhill, Desescolarización (ahora es más viable que en zaquella época la conversión de las escuelas en Centros de rehabilitación, la transformación del centro donde se encerraba conocimiento en un centro donde se clausure a seres humanos), assessment, autonomía e independencia (aunque tenga estilo dependiente, cada época tiene sus exigencias para aprender y hay que asumirlas con responsabilidad, sin excusas de los estilos y otras manías que se invente cada ser humano).

Siempre he creído que los Estilos de vida inciden más en el éxito-fracaso académico que los Estilos de aprendizaje. En esa dirección es que deben ir las investigaciones. Entiendo por estilos de vida la forma como vive uno su vida, el ajuste dinámico y activo al medio social; es decir, el resultado de las creencias, intereses, decisiones, metas, proyecto de vida, actividades, valores, necesidades, sentimientos, competencias.

Hice el ejercicio de explicar y entender mi forma de aprender cuando era estudiante desde la perspectiva de los modelos de estilos de aprendizaje y estilos de enseñanza. Se me hizo muy difícil, sin embargo, vinieron a mi memoria dos experiencias contrarias y complementarias (así es la condición humana) que dejaron una huella imborrable en mi “tabula rasa”. La primera fue cuando el profesor nos daba una lista larga, a veces de dos y tres páginas, con los títulos de todos los temas que había que dar cuenta al finalizar el año académico (no había semestres), independientemente si se explicaban o no dichos temas en la clase (el tiempo sólo daba para explicar un 40% de los temas, si acaso). Era responsabilidad del estudiante buscar y entresacar las respuestas y soluciones a dichos temas, diseminados por un sinfín de libros de texto y de referencia. A falta de Google, Altavista, Yahoo y “El Rincón del vago”, a mitad del período escolar estaba corriendo un “handbook” mimeografiado, creado por los propios estudiantes, a precio estudiantil. La segunda tiene que ver con un profesor culto de la clase de  “Historia del pensamiento occidental”. Usaba la conferencia como estilo de enseñanza, yo diría que fue al único profesor que he prestado atención sin pestañear durante hora y media; gracias a él amarré muchos hilos que tenía sueltos.

En el primer caso descubrí que para aprender no era necesario escuchar al profesor ni asistir a la clase, eso sí, hay que quemarse las pestañas. Fui yo quien me adapté (acomodé) a las circunstancias y al estilo monolítico de enseñanza. En el segundo caso, más que acomodarme, me sentía cómodo. Al tener una buena base previa de datos, la clase fue un paseo de placer, una gozada, sin mucho ejercicio mental. Comprobé que la conferencia funciona siempre y cuando desencadena conexiones entre las neuronas del discente. Si no hay neuronas por amarrar, el alboroto neuronal no ocurre; no importa los distintos estilos de enseñanza que utilice el docente.

Quien más quien menos, los docentes hemos vivenciado cómo estudiantes rezagados, después de un rechazo a las excusas típicas para salir airoso en la clase (que no sé nada, que no tengo recursos, que no tengo tiempo, que no veo bien, que no me gusta u odio la materia, todas ellas son distintas formas de decir “no quiero”), seguida de una confrontación existencial con su “querer o no querer aprender”, se ubican en los primeros lugares del grupo en aprovechamiento académico. El compromiso con el contenido y la adptación de su estilo de aprendizaje a las circunstancias y exigencias del curso rinde más frutos que “hacerle la cama” para que se sienta cómodo. El trabajo es éxito.

Quién se adapta a quién

     La capacidad potencial de la inteligencia para adaptarse, si se le permite y no se le allana el camino, casi no tiene límites. Los científicos están de acuerdo: sobreviven aquellas especies cuya capacidad de adaptarse es sobresaliente. Y esto se aplica a todos los ámbitos de la vida humana: la vida académica, la carrera profesional, la familia, la amistad. Mientras la rigidez y la fijación a una solo forma de hacer las cosas y de aprender es un terrible obstáculo para cualquier ser humano, la flexibilidad es la capacidad de adaptarse rápidamente a las circunstancias, los tiempos y las personas, rectificando oportunamente nuestras actitudes y puntos de vista para lograr mejores resultados y optimizar las interacciones con la realidad circundante. Sólo hay dos opciones: o se adapta uno al entorno, o se modifica el entorno, como las bacterias. El otro día tardé más de tres horas en pegar la curva de una tubería de desague en un espacio reducido, muy dificil de maniobrar. En un momento dado me di por vencido y me dije: “descansa y piensa cómo hacerlo de otra manera”. Exactamente, estaba usando un estilo que servía sólo para áreas espaciosas, sin obstaculos, no para áreas restringidas como era este caso. Cambié de estilo, empecé a pegar por donde solía terminar, de tal forma que el tubo vertical cayera por su propia inercia sobre la entrada de la curva. El nuevo estilo, todo lo opuesto al anterior, funcionó.
    Gana más el estudiante adaptándose al estilo de enseñanza del docente, que cuando el docente se adpata al estilo de aprendizaje del discente. Sólo evoluciona y crece aquel que se adapta y no a la inversa. Así de cruel es la ley de la adptación.

Aspecto promocional de los estilos de aprendizaje

Los autores que investigan los estilos de aprendizaje desde una perspectiva crítica dan fe de una industria comercial próspera que ha crecido a la sombra de los estilos de aprendizaje para adiestrar a los profesores, tutores y responsables de la enseñanza, con afirmaciones exageradas y conclusiones generales que van más allá de la actual base de conocimientos. Los “slogans” no se hacen esperar:

  1. Conoce tu estilo de aprendizaje y estudia mejor, asociando estilos con técnicas de estudio.
  2. Planifica el aprendizaje según tu estilo.
  3. Para poder elegir un estilo adecuado de enseñar hay que conocer los estilos de aprender
  4. Adapta los contenidos del curso a los estilos de aprendizaje preferidos de cada alumno (Activo, Reflexivo, Teórico, Pragmático).

Conclusión

De parte del maestro:

  1. Respeto por el querer o no querer aprender del estudiante en la escuela o sala de clase. Otros espacios compiten en costo y efectividad académica.
  2. Respeto, NO ajuste-pareo-acomodo, por los estilos de aprendizaje del discente.
  3. Respeto y ajuste en el equipo, herramientas, medios y programas con los que aprende el estudiante.

Test de inteligencias múltiples

Captura_de_pantalla_2014-03-02_a_las_02-03-2014___20.02.28_.jpg
Aunque el propio concepto de Inteligencias Múltiples es el que evita cuantificar la inteligencia debemos conocer cuáles son nuestras fortalezas y debilidades, para apoyarnos en unas y producir mejoras en las otras.
Hay quien propone que es suficiente con la obervación directa del alumno para conocer sus inteligencias, pero otra manera es mediante un test, que lejos de ser exacto, nos puede dar una idea de nuestro perfil. 
Hay que pensar que depende quien realice el test, su edad, objetividad, conocimiento de sí mismo… va a contestar unas u otras cosas, y que posiblemente no coincida si es un compañero, los padres o el propio maestro quien lo realice pensando en esa otra persona. Igualmente es de suponer que si trabajamos bien esta metodología conseguiremos que esas inteligencias cambien, se potencien, por lo que las inteligencias no son algo inamovible que una vez cuatificado ya esté todo hecho.
Lo que nos va a servir no es la exactitud de los resultados si no un acercamiento a ese perfil antes comentado.
Algunos test disponibles en la red, para conocerte mejor o conocer mejor a tus alumnos son estos:
Captura_de_pantalla_2014-03-02_a_las_02-03-2014___20.02.28_.jpg
 

 Captura_de_pantalla_2014-03-02_a_las_02-03-2014___23.52.10_.jpg

10 páginas imprescindibles para Lengua en Primaria

En esta entrada os proponemos 10 páginas web imprescindibles para la asignatura de Lengua en Primaria. Repasar las principales reglas ortográficas, los elementos que forman una oración o los tiempos verbales ahora resulta mucho más fácil y ameno:

 

Recurso primaria Elemental Querido Watson1. Elemental querido Watson: Reúne una completa colección de juegos de ortografía. En este caso, el alu

Leer más

Webs preferidas

Webs preferidas: PearlTrees

En este apartado se muestran diversas webs de interés docente, que voy usando en mi práctica diaria. Están organizadas en forma radial, por grupos, y podrás acceder a estos clicando en cada imagen o en el símbolo + que aparece al lado de cada grupo. Accede desde aquí: